domingo, 29 de abril de 2012

8 Engaños frecuentes de los cupones de descuento para "comer afuera"

Cuando salieron eran una maravilla. Podías ir a una cena completa en un restaurante divino por apenas 40 pesitos. Pero la viveza criolla pudo más que el sistema y ahora hay que tener cuidado. Acá, un repaso de los chascos más frecuentes.

Nos prometen un festival de sabores, un ambiente único, la felicidad y la juventud eterna… Y si no, le devolvemos el dinero. Pero no siempre esto es tan así.

1. Hoy no hay disponibilidad
Compraste feliz tu cupón, dispuesto a usarlo en el cumpleaños de tu pareja, en el aniversario o ese sábado que tenías disponible. Pero cuando llamás… “Tenemos todo ocupado hoy, ¿querés para el lunes?”. Si la propuesta es buena o está bien vendida, los cupones salen con fritas y los restaurantes no siempre están preparados para absorber la demanda. Con lo cual, para poder cambiarlos tenés que esperar varias semanas o consumirlos días de semana.
2. Te tenemos una mesa reservada… en el baño
Antes de comprar, hombre precavido, entraste al sitio oficial del restaurante o bar en cuestión. Lindo barrio, linda ambientación, buena iluminación y hasta tiene velitas. Cuando llegás, tus ojos comprueban lo que viste en Internet. Hasta que le decís al mozo que tenés un voucher. Las mesas que tienen asignadas para este sistema pueden estar en una pésima ubicación, al lado del baño, de la cocina o en un sector especial de mesitas, una pegada al lado de la otra.
3. Menú degustación Otro engaño típico para ajustar los costos y que al dueño del restaurante no le sea tan caro financiar el descuento: achicar las porciones. Mientras en la mesa de al lado ves platos súper abundantes con los que perfectamente podrían comer dos personas, cuando llegan los tuyos, advertís que nada era lo que parecía: media pechuga de pollo con cuatro papas, una cazuelita con tres ravioles o un bifecito raquítico. Después del cupón, te invito a cenar.
4. Fast-food gourmet
El menú tiene sólo dos opciones, así que no hay mucho que elegir. No llegás a sentarte y el mozo ya te pregunta qué plato vas a comer, mientras te pone la copa de vino incluida en la mesa. Pasás al baño y cuando volvés ya está la comida servida en tu mesa; apenas terminás, te vienen a sacar el plato. En 30 minutos liquidaste el asunto. Lo bueno es que te queda toda la noche para hacer otra cosa.
5. ¡Justo no nos quedó!
El menú tiene dos opciones. Lomo a las finas hierbas con papas rústicas y ensalada de hojas verdes. O fideos con tuco. Comprás el menú, sabiendo en tu cabeza que vas a ir por la primera opción. Pero cuando llegás… “Sólo nos quedan los fideos con tuco”, que obviamente hubieran sido más baratos (y ricos) si los comías en tu casa.
6. Vista al río, con largavistas
Un almuerzo romántico con vista al río, una cena en el corazón de Las Cañitas, una merienda en Puerto Madero… Eso prometen. Pero la realidad puede ser bien distinta. El almuerzo es en Olivos sobre Libertador, a tres cuadras del río; la cena, en un barsucho frente al Hospital Militar; la merienda, en Leandro Alem y Córdoba. Exagerar las locaciones, es otro recurso de este tipo de propuestas.
7. ¿Descuentos de hasta el 99%?
Otro truco de los restaurantes para ganarle al sistema es inflar los precios reales. “Menú de $400 a sólo $80”, reza la promo. Pero cuando llegás al lugar, te das cuenta de que ni sumando todos los platos de la carta llegás a ese importe.
8. Si no te gusta, te devolvemos el dineroSupuestamente, esa es la política de los cupones. Pero el “no me gusta” es muy subjetivo. En primer lugar, la devolución sólo es posible si no llegaste a consumir. Y no siempre sabés que no te gustó hasta que no probaste el servicio. En segundo lugar, ¿quién se va a levantar en el medio de la cena, sólo por qué el plato es chico, no te gusta la ubicación o te atienden demasiado rápido?

Por supuesto, que no todos los que promocionan por estos medios apelan a esos recursos. En lo personal, tuve gratas sorpresas de restaurantes a los que volvería sin descuentos. Pero el sistema no cumple del todo. Por eso, te recomendamos no usarlo para situaciones especiales y sólo dejarlo para probar una vez cada tanto.
Por Pablo Winokur
Texto y foto www.planetajoy.com

viernes, 16 de diciembre de 2011

Las 10 palabras más usadas para intentar conseguir trabajo en 2011

La red social enfocada al mercado laboral presentó la edición de los términos más comunes en los perfiles de sus usuarios. ¿Vos cuáles usas?

Algunos días atrás salió una publicidad, con tono burlón, en la que un joven sin experiencia profesional recibía un gran puesto de trabajo gracias a la forma creativa (casi libre) con la que forzó el lenguaje para describir su incipiente carrera laboral. El empleador, pasmado por los títulos rimbombantes del ex cadete de motocicleta, le confiere el empleo de gerente de no-se-cuanto.
La escena graciosa que pinta este comercial no está tan alejada de la realidad. Armar un currículum depende mucho del arte de las palabras utilizadas. Y, como todos sabemos, muchas veces estas se pueden forzar de formas interesantes.
Para esto, sólo hace falta mirar el listado de las palabras más utilizadas por los usuarios de LinkedIn -la red social enfocada en generar lazos profesionales o laborales entre personas- para ver cuáles son estos eufemismos que utilizamos y pueblan nuestros currículums.

1. "Creativo"
2. "Organizativo" ( Organizational )
3. "Efectivo"
4. "Gran experiencia" ( Extensive experience )
5. "Experiencia comprobable" o "Éxitos comprobables" ( Track record )
6. "Motivado"
7. "Innovador"
8. "Con habilidad para resolver problemas" ( Problem resolving )
9. "Habilidades para la comunicación"
10. "Dinámico"

Comparando este listado con el ranking del 2010, se puede ver como hay un mayor énfasis en describir características personales que permitan diferenciarse del resto de los aplicantes.
Texto y foto http://www.conexionbrando.com/

lunes, 11 de julio de 2011

Las comidas en lata mas raras del mundo

Los alimentos enlatados nunca faltan en la cocina: en general, son accesibles, ayudan a improvisar un plato en pocos minutos y cubren una amplia gama de productos animales y vegetales. ¿Te animarías a comprar estos?


1. Pollo
Una propuesta descabellada, llevada adelante por la empresa Sweet Sue. El pollo enlatado viene embebido en un caldo viscoso y grasiento, que supuestamente puede reciclarse para un caldo. Antes de meterlo al horno parece carnoso y rellenito, pero una vez cocido queda esquelético. Su sabor es la misma nada.
2. Cerebro de cerdo
En el sur de los Estados Unidos los sesos de chancho son un alimento tan popular que se puede comprar en conserva. Producidos por la marca americana Rose Brand, vienen empapados en crema de leche y cada porción tiene una bomba de ¡3.500 mg de colesterol!. para tener una idea, la cantidad diaria recomendada es de 300 mg.
3. Lengua de cordero
Aunque de este lado del globo el cordero va a parar seguido al asador, es difícil encontrar sus lenguas en las carnicerías, mucho menos en las góndolas del supermercado. En cambio, en Nueva Zelanda, donde son consideradas un manjar, muchas empresas las comercializan enlatadas. Cuestan alrededor de US$5 cada una.
4. Gusanos de seda
Su nombre real es crisálida y son un bocadillo tan popular en las calles de Corea que una empresa ya las comercializa en lata con el nombre de "Bun Dae Ki", que en castellano significa “snack de gusano de seda”.
5. Escorpiones
Por estas latitudes, generan alaridos, pero en Tailandia se consumen como delicatessen. Varias marcas divisaron el negocio y hoy se distribuyen asados y enlatados en la mayoría de los supermercados de ese país. Para tranquilidad del consumidor, la etiqueta aclara que no tienen veneno.
6. Serpiente cascabel
En algunas partes del norte de América, la serpiente cascabel es una comida más en la pirámide alimenticia. Allí, es un ingrediente usual en las barbacoas y se puede comprar directamente enlatada, con sabor ahumado. ¿La probarías?
Texto y foto http://www.planetajoy.com/

miércoles, 1 de junio de 2011

Un ajedrez circular para 3 jugadores

¿Te imaginas cómo sería jugar un ajedrez circular para tres jugadores? La idea tal vez parezca fantasiosa, pues por muchos años siempre ha sido un juego para dos, pero ahora la fantasía se ha hecho realidad.

Se trata de 3 Man Chess, una revisión del Ajedrez, en el que ahora podrán jugar tres personas pero debido al formato del tablero las reglas han sido ligeramente modificadas. Por ejemplo, las torres se mueven en círculos concéntricos, o atravesando el centro.

Hay otros movimientos nuevos: las diagonales para los alfiles se comportan de forma similar pero no pueden «rebotar», los caballos saltan igual (2+1) a pesar, el jaque mate es idéntico… la mayor parte de las líneas finas son orientativas nada más.
Curiosamente el centro es una suerte de espacio existente pero inexistente: ninguna pieza puede quedarse parada allí. Otro detalle curioso son unas pequeñas barreras verdes junto a las torres que apenas se ven en la foto: están puestas allí al comienzo del juego para evitar que las torres se capturen unas a otras nada más empezar.
Los jugadores deben concentrarse no sólo en su propio ataque y defensa, sino en los ataques que los otros jugadores se hacen.
Texto y foto http://www.planetacurioso.com/

viernes, 13 de mayo de 2011

Si eres soltero, debes tener si o si estos 10 productos en tu cocina

Dale un descanso al delivery y leé esta guía de supervivencia para solteros.

Si vivís solo y sos un desastre en la cocina, es probable que tu heladera esté vacía y te rompas la cabeza cada vez que se hace la hora de la cena. No te amargues: tenemos la solución. Te pasamos los 10 alimentos esenciales para comer bien sin dejar medio sueldo en delivery: te sacan del apuro en minutos, son fáciles de cocinar y son de larga duración en el freezer o la alacena. Aquí van:

1. Pasta seca
Con un poco de salsa o un pote de crema tenés resuelta una cena. ¿Hiciste de más? No te preocupes, salteá lo que sobra con verduras en un wok o reciclalo en una ensalada para el día siguiente. Si la pasta es corta, calculá la porción cubriendo el fondo de un plato hondo con la pasta cruda. Si es larga, con medio paquete comen dos.
2. Arroz
Barato, rico, rendidor y fácil de cocinar. Siempre conviene tener en la heladera un puñado listo para usar y mezclar con lo que tengas a mano. Lo ideal es tener más de una variedad: blanco de grano largo para ensaladas, corto para risottos e integral o yamaní para salteados.
3. Papas
Solas o con pocos ingredientes, te salvan una comida. Al horno, a la parrilla, gratinadas con queso rallado y crema, fritas, hervidas, al vapor o en tortillas. Guardalas en un lugar seco para que no se broten y jamás las pases por el mixer: en lugar de puré “liso, untuoso y sin grumos” te va a quedar un engrudo gomoso incomible.
4. Puré de tomates
Es el comodín de la alacena. Para la salsa de los spaghetti, un arroz, estofados, guisos y sopas en invierno, rebajado con agua para cocinar un pollo a la cacerola y frío para tragos en verano. Podés congelar lo que sobra en cubeteras o tuppers.
5. Carne picada
Una bandejita en el freezer nunca está de más y es muy versátil. Con un huevo y condimentos hacés hamburguesas caseras o albóndigas. En la sartén con cebolla y puré de tomates una rica bolognesa. Empanadas, pastel de papas, pan de carne, y la lista sigue. La descongelás en el microondas en menos de 10 minutos o de un día para el otro en la heladera.
6. Huevos
Frescos duran unas dos semanas, tiempo suficiente para usarlos en infinitas preparaciones: fritos, como ligue en tartas y souffles, en omelettes, revueltos y algún que otro postre. Si te aburre el clásico huevo duro, probá hervirlos por 5 minutos en vez de 12 para tener un huevo Mollet, que es cremoso y va perfecto en ensaladas tibias.
7. Aceitunas
Infaltables en una picada y en cualquier receta mediterránea. Son ideales para agregar a ensaladas, rellenos de tartas y empanadas. Procesalas con un poco de aceite y condimentos para tener una pasta y usarla para adobar carnes o untar galletitas. Podés usar la salmuera en lugar de sal para darle un toque diferente a una salsa de tomates.
8. Caldo en cubos
Son eternos, una caja te va a durar más de un año. Medio cubito alcanza para darle un extra de sabor a un arroz, una salsa o una sopa; para lograr ese gusto a pancho callejero si hervís salchichas en tu casa; y si tenés que hacer un dip en segundos, un poco de queso crema y uno de los “Sabor en cubos” Knorr te resuelven el problema.
9. Pan Lactal
Dura muchísimo congelado y es perfecto para que siempre tengas pan fresco en el desayuno. Además del obvio sándwich para salir del paso y usarlo para mojar la salsita que quedó de la carne, podés hacer unos riquísimos croutones que le van a poner onda a cualquier ensalada. Va directo del freezer al horno o a la tostadora.
10. Condimentos
Vienen en esos prácticos sobrecitos herméticos que no ocupan nada de lugar y bien cerrados te duran meses. Son fundamentales para que tus comidas no tengan siempre el mismo sabor y con tener algunos pocos alcanza: pimienta blanca, pimentón dulce, ají molido, orégano y laurel son los imprescindibles. Algunas combinaciones que nunca fallan: papa al horno + romero, carne asada + tomillo, tomate + orégano.
EXTRA TIP
Para tener verduras siempre ricas y frescas, antes de guardarlas asegurate de que estén bien lavadas, secas y en un tupper hermético. Así te duran tranquilamente una semana en la heladera.


Texto y foto http://www.planetajoy.com/

miércoles, 27 de abril de 2011

¿Es conveniente tener un Kiosco?

El quiosco es un modelo de negocio típico de la Argentina, donde funcionan unos 100.000. La próxima vez que compres un chicle, acordate de esta nota.

Vas al quiosco. Pagás tres pesos por un alfajor. ¿Qué son tres pesitos? pensás. Pero detrás tuyo, cada día, van más de 500 personas que piensan lo mismo y gastan por su gaseosa, su helado, su barrita de cereal, sus cigarrillos… los tickets son chicos, pero cada peso suma y al final del día, la cuenta arroja un número que más de una PyME envidiaría. ¿Qué son 3 pesitos? Preguntale al quiosquero.

De manera silenciosa, los quioscos fueron reinando en la Argentina, donde hoy funcionan al menos 100.000, según informa Ricardo Lorenzo, Gerente de Gestión de la Asociación de Distribuidores de Golosinas y Afines (ADGYA). Sin ir más lejos, en Capital Federal hay 7350 quioscos, o sea: uno cada 400 personas. ¿Por qué hay tantos? ¿Son, acaso, una mina de oro?
Si bien el número final varía de acuerdo a la ubicación del local, lo concreto es que el quiosco rinde y se ha transformado en mucho más que un negocio de subsistencia.
“Hay cambio generacional: el quiosco ya no lo atiende Don José, con su gorra de jubilado, sino que se maneja como una empresa comercial”, afirma Eduardo Medaglia, presidente de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), que integra a todos los quioscos del país desde hace 70 años.
“La tendencia es transformar a los quioscos en locales comerciales, por eso los pequeños negocios van perdiendo lugar, aunque sí se mantienen en barrios apartados”, dice Lorenzo.
Según Medaglia, un quiosco familiar, de barrio, puede terminar ganando el equivalente a un sueldo mínimo, pero con una buena ubicación y un trabajo de marketing aceitado, perfectamente se puede embolsar $12.000 mensuales y, al ser un negocio inversión inicial baja, no es complicado abrir nuevas bocas de expendio para multiplicar los ingresos. Y todo eso con un ticket promedio de sólo 8 o 9 pesos. ¿Cómo hacen?
VENDER CHICLES NO ES UNA CIENCIA
Ante todo, hay que señalar que el del quiosco es un negocio con una baja barrera de entrada: no se requiere un MBA en Stanford para alquilar un local, contactar a distribuidores y marcas de bebidas que entreguen heladeras en consignación, o una compañía telefónica que instale cabinas sin costo. Eso explica que en los años 90, muchos flamantes desocupados hayan decidido invertir su indemnización en un quiosco. A principios de la década pasada llegó a haber 120.000 en todo el país.
La inversión inicial tampoco es un impedimento para ingresar al mercado. Según Medaglia, hay que contar con unos $40.000 para abrir un quiosco barrial y un máximo de $150.000 para apuntar a uno con una ubicación estratégica en las mejores zonas de la ciudad, como avenida Cabildo, o el Microcentro. Un dato que sirve como punto de comparación: abrir una franquicia de un local de cafeterías, por ejemplo Amalfi, no baja de los $120.000, además de un fee inicial de $15.000. Una de la cadena de sandwicherías Subway parte de los $80.000. A todo esto hay que sumarle capacitaciones y un tiempo de recupero que suele ser de cinco años. Nada de eso es necesario en un quiosco, un negocio con un riesgo mucho menor.
En definitiva, quiosquero puede ser cualquiera. Pero para que el negocio redunde en un número atractivo, hay que hacer algo más que ser un simple despachante de puchos y alfajores. Se debe entender que la mayor parte de las comprar en el quiosco son impulsivas y que existen estrategias básicas de marketing para tentar a los clientes.
Por ejemplo, se aconseja armar el local en función de quién es el cliente: “Si estás frente a un colegio, tendrás que lucir las golosinas lo más abajo y cercano al chico posible. Si estás frente a una oficina, debes tener preparados los cigarrillos; si compran muchas mujeres, es clave mostrar las barritas de cereal y productos light”, explica Medaglia.
En la UKRA, de hecho, dan clases gratuitas para que los quiosqueros aprendan a exhibir sus productos, a cuidar la imagen del local y elegir ubicaciones clave, tomando en cuenta datos como la cercanía de paradas de colectivos, o la velocidad del tránsito de la calle en la cual está situado el negocio: cuanto más difícil sea frenar y poner balizas, más complicado será que el potencial cliente haga caso a su impulso.
ENTRE EL TABACO Y EL AZUCAR
La facturación de un quiosco tiene dos pilares: cigarrillos y golosinas. Los quioscos son el canal de venta para el 100% de los puchos que se venden en el país. Y si bien se quedan sólo con 7% del valor del ticket, la venta de tabaco representa entre un 40 y un 45 por ciento de lo facturado, según informa Lorenzo, ya que tienen alta rotación y volumen de ventas. Además, los cigarrillos funcionan como un llamador de ventas. Quien entra a comprar un atado, perfectamente puede salir, además, con una gaseosa o un chupetín.
En cuanto a las golosinas y demás alimentos (como helados y bebidas), los márgenes de ganancia son variables: cuanta mayor rotación tenga el producto, más bajo será el porcentaje de facturación que quede en manos del quiosquero. Si bien los números varían, en términos generales, en promedio ese número es de entre un 40 y el 50 por ciento de lo facturado.
TAMPOCO SON BILL GATES
Sin embargo, desde el sector se quejan de que las fuertes subas en los precios de alquileres no están haciendo el negocio tan rentable como años atrás. “La rentabilidad ha caído en los últimos tiempos porque los precios están restringidos. Se siente mucho el aumento de los costos fijos que no se pueden trasladar en todos los productos porque existe mucha competencia”, señala Lorenzo.
“El quiosco es un trabajo de muchísimo sacrificio, pero es rentable”, dice Medaglia, aunque también sostiene que son negocios que tienen un techo. Esa es la razón por la cual algunos tienen más de una boca de venta. “No se trata de una cuestión de ambición, sino que frente a los costos de vida, se necesitan más bocas. Alrededor del 20% de los quiosqueros tienen más de un local. Algunos tienen dos, otros 20, otros 30 y hasta 140, como la cadena Open 25”, agrega. Desde la UKRA aseguran que las cadenas manejan cerca del 5% del total de quioscos.
La cadena de quioscos franquiciados Open 25 es un caso paradigmático del quiosco como negocio global, nacido a partir de un quiosco familiar. Fueron los hermanos Damián (hijos de Juan Carlos, que atendía su quiosco a pocas cuadras de Plaza Miserere) quienes vieron el negocio en la relación con los proveedores e hicieron acuerdos comerciales con las principales marcas. Hoy la cadena factura más de 15 millones de pesos al mes y tiene más de 140 sucursales en todo el país, copando la calle Florida con 9 locales en sus 11 cuadras, el aeropuerto de Ezeiza con 8 quioscos, los principales shoppings, estaciones de tren y de ómnibus.
Actualmente, muchos locales Open 25 se consideran “temáticos” y se ubican en codiciadas esquinas que se visten en composé con un producto, y funcionan como un atractivo comercial para grandes marcas que pagan por figurar en las marquesinas. Así, mientras muchos quioscos pequeños buscan a las marcas para que les “tuneen” el local con toldos y marquesinas patrocinadas, los franquiciados de Open 25 están tan bien posicionados que les cobran por figurar en el frente de sus locales. Los quioscos, en estos casos, terminan funcionando como un gran espacio de publicidad. Negocio redondo.
UN FENOMENO BIEN ARGENTINO
En otros países, donde las golosinas se venden en farmacias o supermercados, y los cigarrillos en tabaquerías o supermercados, el quiosco es un comercio de muy poco peso. Pero en Argentina es parte fundamental de la cadena de distribución de estas dos industrias: allí se despacha al menos el 65% de las golosinas y el 100% de los cigarrillos vendidos en el país. Así, ocho de cada diez argentinos vamos a comprar algo al menos una vez por semana, según un estudio realizado por la consultora TNS Gallup Argentina. Los quioscos nacieron a principio de siglo XIX como un negocio de cigarreros (o mejor dicho, cigarreras porque era un oficio de mujeres), que vendían cigarrillos desde las ventanas de sus casas o de viviendas que alquilaban a las familias más acomodadas de la sociedad. Con el tiempo, se sumaron los golosineros que hasta entonces eran vendedores ambulantes. Hoy, ya con formatos de maxiquioscos, o drugstores, son el comercio de proximidad por excelencia, ofreciendo no sólo dulces y tabaco, sino también bebidas, teléfonos públicos, internet y comidas rápidas.
Texto http://www.planetajoy.com/
Foto http://www.abasto-shopping.com.ar/

jueves, 31 de marzo de 2011

Pepsi lanza la primer botella elaborada con materiales vegetales

La compañía estadounidense PepsiCo, el segundo mayor fabricante de refrescos del mundo, anunció que ha desarrollado la primera botella de plástico elaborada totalmente con materiales vegetales. Con esta innovación prevé reducir el impacto negativo de sus envases en el medio ambiente.
La nueva botella "verde" del fabricante de Pepsi-Cola, Gatorade y Tropicana, entre otras bebidas, es "cien por cien reciclable y supera la tecnología que utilizan actualmente los otros fabricantes de bebidas", indicó la firma neoyorquina en un comunicado.
Sus nuevos envases están elaborados con materias primas biodegradables como la corteza de los pinos, hojas de maíz y el pasto varilla. La compañía quiere ampliar esos materiales a cáscaras de naranja, patata, avena y otros residuos de sus negocios alimentarios en el futuro.
La firma detalló que con esos productos y "a través de procesos biológicos y químicos" ha identificado "mecanismos que crean una estructura molecular idéntica al plástico PET, que parte del petróleo".
El resultado es un recipiente que parece "igual que las botellas PET y además protege al producto de la misma manera", añade el comunicado. Se llevará a cabo un programa piloto de producción en 2012 y luego se iniciará su comercialización a gran escala.
Se trata de "una innovación revolucionaria de PepsiCo y la industria de las bebidas. Es el resultado directo de nuestro compromiso con la investigación y el desarrollo", indicó la presidenta y consejera delegada de la compañía, Indra Nooyi.
Texto y foto http://www.planetajoy.com/

lunes, 28 de marzo de 2011

Para no sufrir más - 5 Consejos para picar la cebolla sin llorar

Alguna vez te habrás preguntado por qué llorás cuando picás cebolla. Al cortarla, se rompen sus células y se libera una enzima llamada alinasa, que genera una serie de reacciones químicas. Entre ellas, produce propanotial, una sustancia rica en azufre y soluble en agua que impregna rápidamente el ambiente y, al tomar contacto con nuestros ojos, provoca irritación y nos hace llorar.
¿Hay alguna solución? Existen algunos trucos que ayudan a hacer más placentera la tarea de picar cebolla. Acá van algunos:
1. Usar un cuchillo bien afilado
Picar la cebolla con un cuchillo bien afilado garantiza que el corte de los tejidos sea más rápido y limpio, liberando menos sustancias que provocan irritación. Hacé la prueba.
2. Cortar la cebolla dentro de un bowl con agua
Puede resultar incómodo, pero es lo más efectivo, porque todas las reacciones químicas suceden bajo del agua, lo que impide que los vapores lleguen hasta nuestros ojos y nos hagan llorar.
3. Colocar la cebolla en el freezer antes de cortarla
Con sólo unos minutos de frío, la acción de las enzimas se hace más lenta y se retarda la volatilidad de las sustancias que irritan los ojos, lo que nos da un poco más de tiempo de ventaja para picar la cebolla sin lagrimear.
4. Lavar la cebolla con agua
A medida que se corta la cebolla, se puede lavar con agua fría para eliminar parte de las sustancias ricas en azufre que provocan la irritación. No evita el lagrimeo, pero lloramos menos.
5. Usar anteojos o antiparras
En la web hay a la venta unos anteojos especialmente diseñados para picar cebolla. A diferencia de los anteojos comunes, tienen una capa de espuma que aisla completamente los ojos de los vapores de la cebolla. Se consiguen a 22 dólares acá. Si no querés entrar en gastos, unas antiparras pueden ser un buen reemplazo.
Texto http://www.planetajoy.com/

sábado, 26 de marzo de 2011

¿Cómo preparar tu propia huerta en un balcón?

No hace falta un jardín para tener a mano hierbas aromáticas y hortalizas frescas. En esta nota te contamos cuándo, cómo y qué sembrar en pequeños espacios.

Con el auge de la alimentación saludable se revalorizaron viejas y sanas costumbres, entre ellas, la huerta propia. Los más reconocidos chefs recomiendan tener una en casa, ya sea en el jardín, en el balcón, o en el patio, para cambiar esas especias en polvo sin gusto por hierbas aromáticas y hortalizas frescas. Aquí, algunos consejos para tener en cuenta a la hora de armar tu huerta:

Antes que nada, elegí macetas con una profundidad mínima de 40 centímetros, para permitir el desarrollo de las raíces. Para asegurar el buen drenaje de agua perforá la base y colocala sobre ladrillos o algún otro objeto que la eleve del piso, para que fluya el líquido.
Para plantar, colocá en la maceta una capa de 2 centímetros de leca (unas piedritas de arcilla) o piedras partidas y completá con una mezcla integrada por una mitad de tierra fértil de buena calidad, un cuarto de abono compuesto o humus de lombriz y otro cuarto de perlita o arena gruesa. Llená la maceta hasta un centímetro del borde. Podés sembrar con semillas o directamente comprar los plantines germinados, que se consiguen en cualquier vivero o en los puestos callejeros que venden flores.
Si ya elegiste el lugar para la huerta, tenés las macetas y preparaste tierra, es hora de elegir qué vas a plantar. Estas son nuestras opciones recomendadas:
1. Orégano
Un clásico que vas a utilizar en salsas y aderezos. Como tiene un fuerte crecimiento estival y buena floración, el secreto es practicarle podas de limpieza, o sea: retirando hojitas y ramas muertas. De esta forma se estimula la producción de nuevas ramitas.
2. Albahaca
Especial para ensaladas y pastas. La siembra se realiza en interiores al final del invierno o en primavera. Después de un mes y medio, aproximadamente, cuando los plantines alcanzan los 5 u 8 centímetros de alto, pueden trasplantarse a macetas individuales y conservarse en el exterior. Eso sí: en invierno, para cuidarla del frío, hay que cubrirla con un protector.
3. Perejil
Ideal para adobar carnes y pescados, tiene la ventaja de que se puede sembrar en cualquier momento del año. Su semilla tarda casi un mes en germinar, y a los dos meses la planta está crecida. Cuando necesites unas ramitas, cortálas al ras de la tierra para mantener el cultivo sano.
4. Ciboulette
Es de rápido crecimiento. En el invierno vas a notar que decae un poco, pero es parte de su ciclo: en primavera vuelve a dar hojas nuevas. Cuando quieras unas hojitas, cortálas con tijera, sin tirar. Tenela a mano para dips, rellenos de tartas y para decorar platos. Es el toque de distinción.
5. Menta
Se planta a fines de primavera o en otoño. En la maceta agregále compost maduro o humus de lombriz en la zona de contacto con las raíces. En invierno parece secarse, pero siempre vuelve a crecer, es muy resistente. Ideal para aderezar legumbres y preparar ricos tragos. Combina a la perfección con el chocolate.
6. Romero
Es un arbusto resistente, pero atención: no tolera el exceso de agua, por eso hay que ser cuidadoso en el riego. En invierno es conveniente resguardar la planta del frío bajo techo. Un must para condimentar salsas, aderezos, carnes y aromatizar aceites.
7. Tomillo
Las semillas se plantan a fin del invierno o al inicio de la primavera. Tanto la falta como el exceso de agua son perjudiciales para el tomillo. Podés cultivarlo en interiores, pero siempre cerca de una ventana con mucha luz. En invierno necesita protección contra las heladas. Una aromática que se utiliza para carnes, risottos y sopas.
8. Radicheta
Se siembra todo el año, pero es mejor hacerlo en otoño y primavera. Las hojas se cosechan cuando tienen 10 centímetros de altura. Para que las hojas sean gustosas, hay que regarla lo necesario y evitar la falta de agua en la maceta. Para tener ensaladas siempre frescas, con hojas tiernas.
9. Lechuga
Un clásico de la mesa de los argentinos. Ocupa poco espacio y, según las variedades, se cultiva todo el año. A la hora de cosechar, no hace falta que retires toda la planta, andá sacando solo las hojas maduras que necesites para aprovechar mejor la producción de la planta.
10. Tomate cherry
Se cultiva en primavera y verano. Hay que evitar plantarlos en rincones con poca circulación de aire. El momento ideal para cortarlos es cuando están bien maduros, así serán más dulces y tendrán más sabor.
¿Qué sembrarías en tu balcón?
SI QUIERES RESPONDER QUE SEMBRARÍAS EN TU BALCÓN VE A COMENTARIOS QUE SE ENCUENTRA AQUI ABAJO AL FINALIZAR ESTA NOTA.
MUCHAS GRACIAS

viernes, 18 de marzo de 2011

En General Pico preparán el asado mas grandes del mundo,con el objetivo de figurar en el record guinnes.

Este domingo, los habitantes de la ciudad pampeana intentarán arrebatar el récord mundial del asado a Montevideo, con más de 13.000 kilos de carne a la parrilla.

Este domingo, los vecinos de General Pico, provincia de La Pampa, se jugarán a todo o nada: intentarán desbancar del récord Guiness del asado a los habitantes de Montevideo, ciudad que en 2008 rompió la marca con una parrillada monumental: 12.000 kilogramos de carne a las brasas.
El “súper asado” argento insumirá 13.713 kilos de carne vacuna, 25.000 kilos de leña y 950 cruces de asadores, además del trabajo de cuarenta parejas de asadores, cortadores, atadores y despachantes.
El evento, iniciativa del frigorífico local Pico para celebrar su 30 aniversario, se desarrollará en el predio de la Sociedad Rural de General Pico. Los organizadores prometen, además de buen asado, diversos espectáculos artísticos y fuegos artificiales. Una docena de cantinas atenderán al público y habrá espacios para la instalación de artesanos y vendedores ambulantes.
En 2008, Montevideo le había arrebatado a México el primer puesto en el récord mundial del asado. Con la ayuda de 1.254 asadores, allí se despacharon 12.000 kilos de carne asada sobre 1.500 metros de parrilla.
En el país azteca, la marca se había alcanzado con una parrillada de 1.200 metros y 8.000 kilos de carne vacuna.
Texto y foto http://www.planetajoy.com/

jueves, 17 de marzo de 2011

10 Alimentos que levantan el ánimo a la gente.

Así como hay canciones que nos ponen contentos, existen comidas que mejoran el humor. ¿Cuáles son? Lee esta nota y enterate.

La serotonina, una sustancia encargada de transmitir señales nerviosas a través de las neuronas, tiene una relación directa con el estado de ánimo de las personas: si su nivel en sangre es alto, sentimos placer y bienestar; si es bajo, cambia el humor, crece la ansiedad y el deseo de atracarse con chocolates y harinas. Para que el cuerpo produzca esta sustancia de la felicidad necesita el aminoácido triptofano, así que para prevenir el bajón y sentirte bien, conviene que incluyas en tu dieta los alimentos que lo contienen en altos niveles.
Aquí, 10 fuentes naturales de tryptophan para incorporar a tu alimentación:
1. Poroto verde de soja
Originario de Asia, es rico en proteínas y es reconocido como uno de los alimentos que proveen más cantidad de triptofano al cuerpo.
2. Semillas de lino
Contienen gran cantidad de triptofano y ácidos grasos Omega 3. Con comer entre 4 y 5 semillas por día o entre 3 y 4 cucharaditas de aceite de lino alcanza para levantar el ánimo.
3. Ananá
Nueces para el amor, ananá para el desengaño. Por ser una fruta rica en triptofano, rescata a los enamorados despechados levantando el humor y los niveles de energía.
4. Banana
Las bananas también entran dentro del grupo de alimentos que levantan el ánimo. Como postre o en licuados, son un "sedante" natural para el cerebro y ayudan a inducir el sueño.
5. Espinaca
Es una gran fuente de vitamnas, minerales y ácido fólico, además de triptofano. Se puede comer cruda en ensaladas o cocida en rellenos de tartas, empanadas y pastas.
6. Avena
Con un alto contenido de fibra, proteínas e hidratos de carbono, la avena es un aliado del sistema nervioso, que ayuda a apaciguar la ansiedad.
7. Espárragos
Un superalimento: además triptofano, posee ácido fólico y vitaminas, entre ellas la vitamina C, que mejora la absorción del aminoácido. Un must en la dieta.
8. Queso CottageLos lácteos poseen grandes cantidades de triptofano. Entre ellos, el queso Cottage es un favorito a la hora de planificar una dieta rica en estos aminoácidos. Incluílo en la tuya.
9. Tofu
El queso de leche de soja tiene un doble beneficio: provee de proteínas necesarias al cuerpo y proporciona una buena cantidad de triptofano al cerebro.
10. Pollo
Además de ser una carne sabrosa y rica en proteínas, el pollo contiene altos valores de triptofano, lo que levanta los niveles de serotonina en el cerebro.
Texto y foto http://www.lanueva.com/

lunes, 21 de febrero de 2011

Curiosidades Argentinas

Conoce las 5 mejores y las 5 peores golosinas light

Para derrapar en la dieta sin culpas, hay chocolates, alfajores y hasta bajos en calorías. Los probamos y éste es el veredicto.

Las golosinas light son la salvación de los golosos a dieta. En el quiosco hay desde alfajores y bocaditos hasta chocolates bajos en calorías, para ceder a la tentación sin perder el honor. Los probamos y éste es nuestro veredicto:
EL CIELO
Mejor golosina de chocolate: Tofi Light
El chocolate, perfecto. El dulce de leche, sobresaliente. No sabemos cómo pero el Tofi Light cumple tanto como su compañero engordante. Con 25% menos de grasas y 116 calorías, podría formar parte de los permitidos de una dieta estricta ($ 6).
Mejor alfajor: Cachafaz de arroz sabor chocolate
Cachafaz no defrauda ni siquiera en su versión light. Conserva el sabor del chocolate amargo original en su cobertura y tiene una deliciosa y suave mousse de dulce de leche como relleno. Simula perfectamente el verdadero alfajor de más de 200 calorías, pero con 139 ($ 3).
Mejor bocadito: Marroc Light
No te enterás que es light, porque está ahí, al filo. Tiene 55 calorías frente a las 74 del original, pero igual se ganó el corazón de los dietéticos por su sabor suave, que ayuda a comerlo sin culpas ($ 1,25).
Mejor golosina clásica: Vauquita
Otra golosina light que es casi como su versión original: tiene sólo 20 calorías menos, pero es libre de grasas saturadas y trans, colesterol y gluten. Para devorar cuando asaltan las ganas de comer algo dulce y rico ($ 1,50).
Mejor placebo en una dieta: Nucrem Georgalos
Para los que sufren la abstinencia de Mantecol cuando están a dieta. Su sabor es tan parecido que hasta parece tener más manteca de maní. Unas 144 calorías de consistencia cremosa que satisfacen con creces a golosos, con 0 % grasas ($ 2,99).
EL INFIERNO
Golosina sin onda: Chocolate Georgalos con leche sin azúcar
Tiene el sabor de esos huevos de pascua baratos que nadie quiere comer y quedan en la heladera por semanas. Se nota demasiado el edulcorante y de chocolate no tiene ni rastro, es aguado y duro. Encima tiene 140 calorías. Directo al infierno ($ 6).
Golosina patada al hígado: Alfarroz de vainilla con yogur de frutilla
¿A quién se le ocurre una combinación tan diabólica? El relleno de vainilla es demasiado artificial y cae mal. Pero lo peor de todo es el sabor, parecido al de los postrecitos que vienen en polvo. Gastar 135 calorías de la dieta en este alfarroz es un desperdicio ($ 4).
Golosina engañosa: Alfajor Ser
No sólo es mucho más pequeño que un alfajor que se precie, sino que además es arenoso e insípido. Lo peor: las 174 calorías no valen lo que ofrecen ($ 3).
Golosina que se quedó en el tiempo: Torroncino
Vamos a darle el mérito de haber sido el primer chocolate reducido en calorías del mercado. Pero no supo reinventarse ni adaptarse a los nuevos sabores, hay que bajarle el dedo ($ 4).
Golosina que derrapa: Alfajor Deli Light de chocolate blanco
Aunque la marca acertó con el lanzamiento de los alfajores de arroz de dulce de leche y chocolate (es la precursora), esta versión nevada está muy por debajo de la original: tiene más de jarabe grasoso en formato sólido que de alfajor ($ 5).
¿Falta alguna? ¿Cuál te gusta más?
Texto y foto http://www.planetajoy.com.ar/
Aquí las imagenes de el envase de LAS MEJORES Y LAS PEORES GOLOSINAS LIGHT
LAS MEJORES
                                                                                                         

Tofi Light
-------------------------------------------------------------

                                                                                                        
------------------------------------------------------------------
Cachafaz Arroz Light

                                                                                                         
Marroc Light
-----------------------------------------------------------------------
                                                                                                                             
Vauquita
-----------------------------------                                                                                                                                                                                                                        
Nucrem Georgalos

LO PEOR

                                                                                                         
Chocolate con leche sin azúcar Georgalos                                                                                            
---------------------------
(Alfarroz Light)

----------------------------------------------------------------------                                                                                                                                                
Alfajor Ser
----------------------------------------------------------------------

Torroncino
--------------------------------------------------------------------------------------

Alfajor deli light (Chocoarroz)
--------------------------------------------------------------------------------------

 

domingo, 13 de febrero de 2011

8 Nuevas marcas de alfajores para conocer

Están los alfajores industriales y están los otros, los gourmet, tan tentadores como ignotos. Los probamos y te contamos cuáles son los más ricos.




El mundo del alfajor se divide en dos: los industriales y los gourmet. En el primer grupo están las marcas más conocidas, que trabajan a gran escala y con poder de distribución, como Terrabusi, Milka y Jorgito. El segundo está formado por una nueva generación de alfajores, más artesanales, que no siempre ves en todos los quioscos. De la decena de marcas que surgió en los últimos años después de Cachafaz – la precursora en esta categoría y la más conocida-, te recomendamos las que no podés dejar de probar:

1. Tresam
Vienen de Rosario con la garantía del dulce de leche San Ignacio, imbatible. Otro punto fuerte es su tamaño extra large. Son más grandes que los triples, así que por más ricos que sean, es imposible atracarse y no terminar con indigestión. Vienen de maicena, chocolate y de maicena recubierta con chocolate, además de los frutales. Para compartir ($4).
2. Don Salvador
El oeste del conurbano debe tener algo especial porque de ahí no sólo vienen los Cachafaz sino también los Don Salvador, que no tienen nada que envidiarle a sus vecinos. El de chocolate con cacao agregado es delicioso, pero la verdadera joya es el alfajor blanco: abundante en dulce de leche, con una gruesa capa de glaseado. Tiembla Havanna ($3,50).
3. Guolis
De Balcarce, chiquitos pero atrevidos. Se animaron a mezclar chocolate y fruta (hay de coco, mermelada de frutilla, frambuesa y manzana) con buenos resultados. Los rellenos de dulce de leche son esponjosos y tienen una cobertura de chocolate semi amargo, vienen en versión suave e intenso, con un persistente sabor a licor. Imperdibles ($4,50).
4. El Gringo
En Villa Domínico, en el sur del conurbano, se fabrica este alfajor destinado al éxito, que puede pasar desapercibido por su packaging de pocas luces y cerrado al vacío. Pero adentro está la gloria: dulce de leche generoso y abundante chocolate en la unión de las galletitas. ¿Dónde se consigue? Ese es el tema. Una buena excusa para visitar a los tíos de zona sur.
5. Argentino
Además de competir en el segmento de alfajores de arroz con el Alfarroz, Nonna Vita lanzó una versión de maicena con la marca Argentino. Dulce de leche rico y generoso entre dos tapas de masa suave, que se deshace en la boca. El packaging es sencillo y refuerza la idea de producto artesanal. Un hallazgo ($4).
6. Amaratotto
Es el más accesible de los alfajores gourmet, y su versión de mousse es nuestra recomendada. A diferencia de otros con galletita dura, que exprimen toda la mousse por un costado cuando los mordés, éste se deja comer como corresponde y es sabroso. El nombre es un homenaje a Don Toto, el abuelo del dueño de la empresa ($2,50).
7. La Recoleta
Es la apuesta premium de La Nirva, que hace productos menos pretenciosos, como los alfajores Grandote. Se disuelven al primer mordisco, y una vez en la boca se distingue un chocolate de cobertura más bien amargo y el sabor a naranja de la galletita. Para los que buscan un alfajor delicado, con un sabor más intenso ($3,50).
8. Secretos de Familia
Si algunas firmas buscan posicionarse creando una idea de producto artesanal o regional, ésta lo hace ligándose a la tradición familiar. La marca, dice, mantiene la receta de dulce de leche de una abuela de la familia, que data de 1917. Rica cobertura de chocolate ($4).




Texto http://www.planetajoy.com/

viernes, 11 de febrero de 2011

5 Restaurantes con reglas insólitas

En algunos no podés dejar comida en el plato. En otros, sólo podés ir desnudo. Aquí, 5 casos extravagantes.



¿Quién dijo que el cliente manda? En algunos restaurantes, los comensales tienen que seguir estrictas reglas de protocolo. Estas son 5 de las más insólitas.
1- Prohibido comer vestido
En el restaurante nudista Olivers, en Valencia, España, sólo podes sentarte a la mesa si lo hacés como llegaste al mundo: la casa veta el ingreso a los clientes que no estén desnudos. Para comer o para usar las instalaciones del predio (un campo de golf, un hotel con solarium e hidromasaje, y departamentos de alquiler) hay que dejar las prendas en el guardarropa.
2- Prohibido entrar con niños en un restaurante… ¡de Disney!
El restaurante Victoria & Albert's del hotel Grand Floridian Resort & Spa, que funciona dentro del parque de juegos de Mickey, Minnie y la Sirenita, no admite niños menores de 10 años. La estricta política de admisión se aplica desde julio de 2008 para “garantizar una experiencia adulta”. ¿En un parque de diversiones? Suena ridículo.
3- Prohibido comer lo que pedís
El café Kashiwa Mystery, al sur de Japón, sólo te sirve lo que ordenó el cliente anterior. Por ejemplo, pedís y pagás un helado, pero comés las papas fritas que eligió quien llegó antes, y tu helado se lo lleva el que viene después. El objetivo es sorprenderse y conocer sabores que, de otra manera, nunca habrías probado. Eso sí, no podés comprar dos veces seguidas. Lo que te toca, te toca. Y punto.
4- Prohibido el cigarrillo, a menos que sea de marihuana
En Holanda, desde el 1 de Julio de 2008 está prohibido fumar tabaco en los coffee shops, pero fumar marihuana o hashish es completamente legal (de hecho, es lo que se espera en un coffee shop). La ley es tan dura que, según publicó el diario The Thelegraph dos años atrás, un hombre fue multado durante un control de rutina, porque le encontraron tabaco mezclado en su cigarro de cannabis.
5- Prohibido dejar comida en el plato
El chef Yukako Ichikawa, cansado de tirar comida en su restaurante japonés en Surry Hills, Australia, impuso premios y castigos a sus comensales. Los que se portan mal y no terminan la comida, deben pagar una multa y se les prohíbe la entrada al local en el futuro. Los que se portan bien tienen un 30% de descuento. Las condiciones se pueden leer en el menú, igual que las excepciones: vale dejar a un lado el wasabi y las rodajas de limón.
Texto y foto http://www.planetajoy.com/

lunes, 31 de enero de 2011

Galletitas Dulces: Las 5 mejores y las 5 peores

Encontramos algunas novedades en la góndola que merecen un lugar en el paraíso. Otras, arder en la hoguera. ¿En dónde están ubicadas tus preferidas?


Después de la polémica que generó entre los lectores de Planeta JOY nuestro primer ranking de galletitas dulces, encontramos nuevos productos y decidimos probarlos para actualizar el seleccionado. Estas son las 5 mejores y las 5 peores galletitas para comprar en el supermercado.
EL CIELO
1. Mejor galletita rellena: Macucas
Dos galletitas de chocolate amargo rellenas con una suave crema de vainilla, que recuerdan a las antiguas Melba, cuando eran ricas y más grandes. ¿La clave? El sabor a chocolate con auténtico cacao ($ 3,50).
2. Mejor galletita simple: Masitas
Si a primera vista no parecen demasiado atractivas, es porque su sabor en el paladar es lo importante: manteca con azúcar que se deshace en la boca. Frescas y crujientes, como las que vienen en las latas con dibujos antiguos, pero con la ventaja de que te sacan el antojo por un precio considerablemente menor ($ 3,25).
3. Mejor galletita oblea: Wafer
De Bauducco, crocantes y repletas de crema de chocolate, demuestran que algunas obleas no sólo están para decorar una bocha de helado. Generosas y abundantes, con más de un centímetro de grosor, las Wafer superan todas las expectativas. También vienen de vainilla, frutilla y nueces ($ 5,99).
4. Mejor hallazgo: Tuareg
Aroma y sabor a coco recién partido, con un toque de vainilla. Se disfrutan más cuando las comés en su formato relleno, sin separarlas. El nombre viene de un pueblo que se desplaza por el desierto del Sahara satisfaciendo sus necesidades y las de los viajeros que encuentran. Las Tuareg, entonces, vendrían a ser un oasis de sabor en medio del desierto ($ 3,25).
5. Mejor galletita para el mate: Pepitas Terepín
La marca se dedica exclusivamente a hacer esta clase de galletitas, de ahí su expertise. Son círculos perfectos de masa ligera de vainilla con un centro de dulce de membrillo generoso, que nunca está seco, ni pegote, ni se mete entre los dientes ($ 3,40).
EL INFIERNO
1. Galletita plástica: Tortitas sabor Frutos del Bosque
La masa podría pasar por cualquier otra galletita del mercado, pero si hablamos del relleno no podemos más que describirlo como un montón de azúcar con colorante artificial, que podría ser de cualquier cosa menos de frutos del bosque. Nos quedamos con las Tortitas originales ($ 3).
2. Galletita confundida: Lincoln de Coco
¿Qué pretende demostrar una marca clásica y de trayectoria como Lincoln con innovaciones como ésta? Como las de chocolate, las de coco no están a la altura de las originales. Una desilusión con un leve destello de coco y una cobertura azucarada que ni suma ni resta ($ 2,80).
3. Galletita estropeada: Pepitos rellenos
Directo al infierno, por dos razones: ya no es posible reconocer el sabor original de los pepitos y sus versiones rellenas son una bomba de pasta con sabor artificial y penetrante ($ 3,75).
4. Galletita que derrapa: Tentaciones de limón
Así como las de frutilla y las de mousse de chocolate constituyen un auténtico homenaje a la industria nacional “galletitera”, las de limón desbarrancan. El problema es que, aún queriendo imitar a un lemon pie, en el paladar resultan lavadas, como desteñidas. Todavía no pudimos identificar qué sabor tienen. ($ 3,50).
5. Galletita indiferente: Gulosos
Vienen con tapitas de chocolate y tres opciones de rellenos: frutilla, vainilla y chocolate, pero es imposible distinguir cuál es cual, a ojos cerrados. Tienen distintos colores, sí. Pero todas tienen el mismo gusto. Ni para situaciones de hambre voraz ($ 3,15).
Texto y foto http://www.planetajoy.com/

miércoles, 26 de enero de 2011

8 comidas saludables que sirven para evitar el golpe de calor

Cuando la térmica ronda los 40°, no podés comer cualquier cosa. Dejá los ravioles con tuco y anotá estas ideas para cambiar tu alimentación en verano.


Si la térmica ronda los 40°, olvidate de los ravioles con tuco. En verano, el cuerpo necesita menos calorías que en las estaciones frías y más hidratación. Hay que tomar mucho líquido y comer frutas, vegetales y carnes blancas, que son más fáciles de digerir. Consultamos con las nutricionistas Mavi Díaz y Laura Terragni, y te pasamos algunos tips para comer rico, sano y evitar el golpe de calor.
1. Jugos de fruta
El café con leche y las medialunas hacen una buena dupla para el desayuno, a menos que se pronostiquen 30 grados de temperatura. En ese caso, conviene cambiar por jugos o licuados de fruta con leche descremada o agua, que ayudan a mantener la hidratación. Podés sumar tostadas de pan integral con mermelada y queso untable, o un yogur descremado con cereales, para un desayuno energético, con vitaminas y minerales.
2. Ensaladas de hortalizas
Los alimentos con alto valor calórico disparan la temperatura corporal, así que siempre conviene optar por las ensaladas frescas, preferentemente, de hortalizas. Aportan agua, vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos. “Es conveniente consumir hortalizas de varios colores, tanto en el almuerzo como en la cena. En una comida se pueden combinar con una porción de carne blanca o roja magra, y en la otra, con cereales integrales o legumbres”, sugiere Terragni.
3. Pescados de mar
El pescado de mar es ideal para el verano. A diferencia de otras carnes, se digiere fácilmente, contiene menos calorías y, sobre todo, posee ácidos grasos omega 3, que contribuyen en la disminución del colesterol LDL (el malo) y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Prepáralo a la plancha o a la parrilla y combinalo con vegetales. El atún, el salmón, el abadejo, la merluza y el lenguado, son los recomendados.
4. Cereales y vegetales
Los cereales son fuente de fibra, vitaminas y minerales, así que siempre conviene incorporarlos a la dieta. Reemplazá el arroz común por un arroz yamani con vegetales y semillas, como las de girasol y de sésamo de tres colores, para tener cubierta la cuota. Si te sobró, podés hacer unas croquetas al horno, nunca fritas: cuando las temperaturas son altas, conviene evitar las frituras, ya que tienen elevadas cantidades de grasas y calorías, y son de difícil digestión.
5. Más mariscos, menos embutidos
Los fiambres y embutidos son un clásico de las picadas, pero en verano conviene reducir su consumo, por su alto contenido de sodio y grasas saturadas. Los mariscos son un buen reemplazo: además de ser riquísimos y frescos, son una fuente de nutrientes y ácidos grasos omega 3. Prepará la picada con calamar en rodajas, merluza en trozos, kanikama, berberechos y langostinos aderezados con ajo y oliva. Agregá aceitunas, tomates cherry, rabanitos, bastones de zanahorias y apio, mini brochettes de vegetales y algunos frutos secos. Tendrá menos calorías, menos grasas y productos que ayudan a mantener el organismo hidratado.
6. Sándwich liviano
Si no hay tiempo para sentarse a la mesa, el pebete es el más elegido. Pero no es la única opción. Se puede reemplazar por un sándwich de pan integral o árabe con tomate, rúcula, cebolla, pollo desmenuzado, palmitos y mayonesa light o queso untable descremado. Es una alternativa para comer al paso y liviano, incorporando los minerales, vitaminas y agua necesarios para el organismo, que se pierden con la sudoración.
7. Pasta en ensaladas
En lugar de un plato de pasta caliente, que dispara la temperatura del cuerpo, en verano conviene hervir fideos cortos, enfriarlos y usarlos como ingredientes en una pasta salada. Agregales tomates perita o cherry, albahaca, aceite de oliva, parmesano rallado, morrón, pollo en trocitos y pickles, para darle un toque picante.
8. Colaciones frescas
Entre comidas, siempre elegí las frutas: ayudan a mantener el cuerpo hidratado y son livianas. Si tenés ganas de picar algo salado, prepará unas bruschettas de pan integral con albahaca, tomate, alcaparras, aceitunas picadas y queso magro. Tienen menos grasas saturadas que una de jamón crudo, menos sodio, más fibra, vitaminas y minerales. Son más fáciles de digerir y también ayudan a aguantar hasta la cena.
Por Paula Gingins
Texto http://www.planetajoy.com/

martes, 25 de enero de 2011

9 alimentos que comías en los 80 y ahora vuelven a la venta

Snacks, galletitas, postres y cadenas de comida que habían desaparecido luego de hacer furor en los años 80, ahora regresan. Una guía de compra para nostálgicos.

Algunos productos y marcas que hicieron furor en los '80 pasaron a mejor vida en la década siguiente. Pero en los últimos años, gracias al éxito del “marketing de la nostalgia”, los tenemos de nuevo entre nosotros: desde snacks, galletitas y postres hasta cadenas de comida rápida.

Estos son 9 de los regresos más esperados de la gastronomía:
1. Kesbun
Las rueditas de queso de Bun habían desaparecido del mercado en 1994, cuando PepsiCo compró la marca y discontinuó el producto. Pero en 2010, con el nacimiento de la línea Retro Snacks, volvieron a las góndolas y a la nuestras picadas.
2. Yogur helado
La crema helada de yogur fue uno de los sucesos de los ochenta, de la mano de YogurTime (marca que conserva a sus fans y hasta tiene un grupo en Facebook que clama por su regreso). El año pasado, cuatro empresas diferentes la rescataron del olvido: Top It, Zog, Pinkfrost y Yoguberry, y se convirtió en una de las tendencias del verano 2011.
3. Pizza Hut
Después de dos rotundos fracasos, el primero en 1983 y el segundo en 1997 (con el grupo Exxel), la famosísima cadena de pizzas hará un nuevo intento por seducir al paladar argentino, con el mismo fondo de inversión que dirige Havanna, D&G. Prevén abrir el primer local en la ciudad este año. ¿La tercera es la vencida?
4. Tentaciones Mousse
¿Cómo Bagley pudo alguna vez discontinuar la producción de estas deliciosas galletitas con corazón de chocolate? Aparentemente, fue por su alto costo de producción. Pero por suerte, y gracias al trabajo de decenas de foros y páginas de Internet que promovieron su regreso, la empresa volvió a producirlas en 2008. Lo mejor de todo, es que lo hizo con la receta original.
5. Dulce de leche La Vascongada
La Vascongada fue una de las principales empresas lácteas del país, entre los '60 y los '80. Por ese entonces, su dulce de leche familiar, siempre en envase de vidrio, peleaba cabeza a cabeza con los de las grandes marcas. En 1995, la firma entró en concurso, fue monitoreada por Parmalat hasta 1998 y ese mismo año decretó su quiebra. Pero en 2006 regresó con su dulce de leche premium, después de que la compañía Servicios Portuarios la comprara en 2003.
6. Helados La Montevideana
¿Quién no se acuerda del Buggy de crema? Igual que la marca, tuvo su auge entre los '70 y '80, pero después de que la comprara Unilever en 1997 (antes la había comprado Phillip Morris) perdió protagonismo frente a los helados de la multinacional Kibon. Para regocijo de los de treinta y largos nostálgicos, los helados de La Montevideana volvieron en 2007, luego de que la empresa pasara a manos de inversores locales.
7. Naranjú
Un flashback instantáneo a la infancia. Nadie creyó el rumor de su regreso hasta que a fin de 2010 se confirmó: esas bolsitas de jugo plástico congelado que se vendían por centavos en el quiosco del barrio, está de vuelta. Se las consigue en quioscos al irrisorio precio de 25 centavos. ¿Las probarías de vuelta?
8. Pop Korn
Otro producto que volvió de la mano de Retro Snacks, nuevamente en su conocido pack azul y con el mismo gusto acaramelado de siempre. Fue relanzado en octubre del 2009, y desde entonces es posible conseguirlo en todos los kioscos y supermercados.
9. Kentucky Fried Chicken
La revancha del pollo frito también viene de la mano del grupo D&G, que ya anunció sus intenciones de traer a Kentucky Fried Chicken al país. Pero todo depende del éxito que logre Pizza Hut. ¿Por qué? Los inversores quieren estar seguros de que el negocio no tendrá el mismo destino que a comienzos de los ´80, cuando el único local de la marca, en Belgrano, estuvo abierto apenas 2 meses. Si querés que vuelva, comé mucha pizza.